A ti que no llegó a tus brazos…

El momento que vivieron y las circunstancias que tuvieron que afrontar es doloroso y quiero que sepas que habemos muchas que hemos pasado por lo mismo y que después ese dolor disminuye y se transforma al saber que si lo abrazaste y ahora lo llevas contigo en lo profundo de tu corazón y no hay separación.

Y esto es para ti… Mujer que no tienes un hijo en tus brazos pero que lo llevaste algún día en lo más profundo de tu ser.

Hoy te escribo a ti…

A ti mujer que tanto deseabas o no la llegada de ese pequeño ser.

A ti mujer que aunque no te dio mucho tiempo para llegar a sentirse en movimientos físicos, si sentiste los de ese corazón que aunque le faltó fuerza para desarrollarse si lo hizo en la ilusión, en el amor.

A ti mujer mamá de tan preciado pequeño que estuvo en ti pocos días o meses.

A ti mujer, que has sentido la muerte dentro de ti y te dicen lo siento porque lo “perdiste“ sin percatarse que es más que una perdida y solo sonríes pensando ya pasará.

A ti mujer porque a pesar de no abrazarlo con tus brazos lo abrazaste por el tiempo que estuvo en la profundidad de tu cuerpo porque lo abrazaste y permitiste que creciera hasta donde le correspondía por su corta vida aquí.

A ti mujer que aunque en células estaba ese pequeñito no deja de ser tu hija(o) y fruto de la unión con un varón que trasciende hacia una vida nueva.

A ti mujer que sólo en tu corazón y sólo tú recuerdas a quien de ti iba a nacer y que por segundos, días o quizás por pocos meses te enseñó amar incondicionalmente.

A ti mujer que al llevar en tu seno a ese ser humano enalteciste la unión de un varón y una mujer capaz de trascender.

A ti mujer que no perdiste un bebé sino que tu hijo murió antes de qué pudieras abrazarlo con tus brazos; felicidades hoy y siempre por tu fortaleza y por tu entereza felicidades mamá por haber sido un ángel aquí en la tierra para que ese pequeñito incluso por segundos, estuviera aquí en la Tierra.

Y a ese dolor tan intenso que sientes en tu corazón, ponle una fecha de caducidad, dile a ese dolor, hasta hoy dejarás de doler y te transformarás en esa energía del amor que reflejó la creación de un nuevo ser, tu ser que avanza a pesar de las heridas para enaltecer a través de tu vida, la vida misma que te fue concedida a ti.

Es en ese ser que no llegó a tus brazos que conociste la capacidad que tienes de co-creación para la vida y que toda tu puedes darte y entregarte al amor que es capaz de abrazar incluso sin utilizar los brazos más si el corazón.

Un fuerte abrazo del corazón de una mamá a tu corazón de mamá.

Karla Maldonado Cabieses

Publicado por Mtr. Karla Maldonado

Creo en el amor, en la familia y me gusta ayudar a los demás. Soy hija, mujer, amiga, esposa y madre con mucho por hacer ;) y ser. Me apasiona aprender nuevas cosas, encontrar cada día el amor y vivir en plenitud. Sé que todos tenemos un corazón maravilloso y bondadoso que podemos elegir mostrar. Soy coach de la mujer para su relación de pareja con maestría en consultoría familiar y no solo puedo sino quiero ayudarte a alcanzar los anhelos de tu corazón.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: