El ser feliz es una decisión…

El ser feliz es una decisión… ¡Grábatelo en tu maravillosa mente!

Ser feliz no significa que todo sea perfecto, significa que has decidido ver más allá de las imperfecciones, más allá de lo que tus ojos pueden ver, más allá en el interior de tu corazón perfecto y maravilloso que te fue dado.

Comienza hoy cambiando cada pensamiento desagradable que tengas por un pensamiento alegre que te haga sonreír. Ve minuto a minuto…

Se como el sol, sale todos los días sin importarle si llovió, el sol sale e ilumina aunque nosotros no lo veamos porque las nubes se interpongan, simplemente sale y cumple su misión brillando para sí mismo y para los demás.

Observa los pájaros, las mariposas, a tus hijos, no les importa si está nublado o no, ellos simplemente despiertan y continúan en movimiento porque el sol salió y les dice con su presencia «Hay un nuevo día y no importa si llovió o aún sigue lloviendo, aquí estoy haciendo lo que a mí me toca».

«Decide ser feliz, HOY sin importar lo que fue ni lo que será»

Es difícil vivir el ahora sin pensar en el pasado o el futuro pero los instantes que lo logres será más fácil ser feliz y comenzar a disfrutar a lado de quienes te aman y así ver los diferentes colores y amores que te rodean y sonreír nuevamente con el corazón.

En el desarrollo de la inteligencia emocional, existen 5 claves que pueden ayudar en llevar al hacer a ser… el ser feliz y no solo estar feliz.

Hoy sólo pondremos nuestra atención el la primera clave:

Sentimientos y Pensamientos.

Los sentimientos son “componentes subjetivos o cognitivos de las emociones” (Lazarus R, 1991), es decir que son los nombres o etiquetas que se le da a la emoción que hacemos consciente. Por consiguiente, los sentimientos serán los responsables cognitivos del estado de ánimo que se tiene si se permite que la emoción provoque una reacción; si se siente tristeza y la persona permite que ese sentimiento se apoderé de su actuar, todo el día se sentirá triste o si siente alegría y permite que se refleje en su actuar entonces podría generar un estado de felicidad.

Si los sentimientos son mensajes sensoriales para la mente y éstos se pueden autorregular, la persona puede entonces elegir si los sentimientos controlan su actuar o decidir autorregular sus sentimientos y convertirlos en oportunidades que lo hagan vincularlos a una necesidad y lo ayuden a identificar así que sucede con sí misma o con los que lo rodean y afrontar su vida día a día de una mejor manera.

Los sentimientos son de acuerdo al nivel de la consciencia del ser, pero también son universales (todo ser vivo los siente), son funcionales (generan una función, una acción), son contagiosos (se impregna en el ambiente) y son mensajeros (envían un mensaje de la conciencia de quien los tiene).

Un poco de teorías, de esas que hemos leído en la historia…

Si unimos diferentes aspectos a través de la historia y tomamos en cuenta que James en 1890, plantea que la consciencia se relaciona con la mente en función (Davidoff L. 2003, p. 11); Goleman en 1995, plantea que los sentimientos son el resultado de hacer consciente una emoción y Davidoff en el 2003, plantea que la actividad cognoscitiva se concibe como “una serie de habilidades adquiridas y no como mecanismo adquirido (la práctica permite hacer posible lo que parece imposible)”, entonces los sentimientos pueden ser regulados a través de practicar habilidades de “hacer consciente lo inconsciente” como lo propone Freud y con esto las acciones provocadas por la emoción que se siente, podrá autorregularse a través de adquirir ciertas habilidades como son identificar, clasificar, ordenar, limpiar y practicar, sin embargo como la persona para aprender requiere hacerse consciente de su necesidad entonces la autorregulación de los sentimientos dependen de que la persona decida querer adquirir las habilidades para regular las emociones, comenzando por un conocimiento de sí misma.

AHora dejemos la teoría y vamos a la PRACTICA…

Cuando decidimos regular nuestras emociones, éstas nos ayudan a conocernos mejor, ver nuestras necesidades, encontrar soluciones, solicitar ayuda, saber que no desaparecen o te escapas de ellas (ahí están) y crecer interiormente.

Sin embargo si se reprime un sentimiento desagradable, poco a poco la persona se volverá insensible, creará mecanismos de defensa (“caparazón” para no sentir displacer y controlar la angustia) y podemos llegar a hacer mucho daño sin ni siquiera percatarnos que lo estamos haciendo y con ello influir en la salud mental de la familia de manera negativa.

Un caso típico es cuando el esposo llega a casa de mal humor y comienza a reclamar por todo, o la esposa está harta y de mal humor, unos le llamarían bullying, otros relación tóxica y quizá lo sea, ambos se están intoxicando con los pensamientos poco amorosos que les surgen.

Sin embrago basta con uno de los dos para que los sentimientos sean gestionados y sea el antídoto a su malestar, sin embargo si ninguno de los dos lo sabe hacer, la crisis eufórica se asoma y los hace caer.

Cierra la puerta del botón que active de la destrucción.

El gestionar los sentimientos es importante, ya que cuando una persona logra conocerse, ser consciente de sus emociones y autorregular sus acciones desarrolla una inteligencia emocional que le ayuda a adaptarse a nuevas situaciones y a aprender, salir del estado de víctima y ser protagonista de la vida que quiere vivir, si así es, incluso al lado de su pareja a la que le llama tóxica.

“El camino para ser feliz es ser feliz en el camino.”

Carlos Burgos

Decide ser protagonista de tu vida, con lo cual quizá puedas aprovechar las oportunidades que se te presentan para crecer y poder ayudar a los otros integrantes de tu familia a crecer y gestionar sus sentimientos, generando así un mensaje positivo para nuevas posibilidades, un camino hacia la salud mental familiar y mejora continua, que contribuya con su ejemplo en las demás familias con las que se relacionan.

Ciertamente habemos muchas personas que te podemos ayudar en el camino, pero la decisión y acción de gestionar los sentimientos, solo depende de ti.

En el libro EL SECRETO DEL CORAZÓN vas a encontrar 21 pasos para que esos sentimientos y pensamientos que estás generando puedas gestionarlos y lograr ver la belleza, grandeza y amor que eres capaz de irradiar, así como lo hace el Sol cada mañana, sin importar el clima de tu entorno.

¿Qué esperas para empezar?

¡No todo lo que sucede es por ti, pero sí puedes influir!

Y ya sabes que a mí me gusta que te lleves siempre de mis artículos y publicaciones el cómo comenzar a aplicar y poner a prueba ésto que te he platicado aquí, así que te compartiré un ejercicio para que lo hagas y veas lo eficiente que es el reconocerte desde la belleza del corazón con el que has sido creada.

Vamos entonces a hacer el ejercicio…

Identifica que estás sintiendo en éste momento, de acuerdo a lo que tu cuerpo te dicta. Si pones atención a lo que tu cuerpo te quiere decir podrás identificar mejor las emociones que sientes.

Clasifica el sentimiento, toda emoción genera un sentimiento que te hace actuar. Dale un nombre a eso que sientes ahora en este momento.

Descubre/Ordenar el mensaje “oculto” que está implícito frente a un evento, si en este momento hay un mensaje que eso que sientes de quiere decir. Así sucede también cuando estas con tu esposo o con tus hijos o amistades, eso que sientes te pertenece y es un mensaje para ti de cómo tu estás no de lo que ellos hacen.

¿Tus acciones son de acuerdo a la emoción con respecto a las acciones o con respecto a la persona que las hace?

Reflexionar/Limpiar qué clase de respuesta emocional tienes, interiorizar, ir a ver y darte cuenta que sientes en tu corazón, el que te fue dado y no el que vas creando (el herido, el que dices que te lastiman y te duele) te va a ayudar a darte cuenta de las múltiples maravillas que escondes y no has sacado a la Luz.

Expresar/Practicar (comunicar) eso que sientes, de manera positiva (agradable), asertiva (lo que quiero), afectiva (con amor) y efectiva (es eficaz, no víctima) es una técnica que puedes llamarle expresar con el PAAE.

Comienza a practicar la primera clave de la inteligencia emocional y verás transformar tu relación con quienes elijas amar.

¡Pon a prueba la estrategia!

Y ten en tus manos EL SECRETO DEL CORAZÓN que puedes encontrarlo aquí:

De venta en Amazon*

o búscalo con el ISBN: B099TL6HJ8 en tu país.

De corazón a corazón,

Karla Maldonado C.

Publicado por Mtr. Karla Maldonado

Creo en el amor, en la familia y me gusta ayudar a los demás. Soy hija, mujer, amiga, esposa y madre con mucho por hacer ;) y ser. Me apasiona aprender nuevas cosas, encontrar cada día el amor y vivir en plenitud. Sé que todos tenemos un corazón maravilloso y bondadoso que podemos elegir mostrar. Soy coach de la mujer para su relación de pareja con maestría en consultoría familiar y no solo puedo sino quiero ayudarte a alcanzar los anhelos de tu corazón.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: