¿Sigues echándole la culpa?

Vaya que salirse de esta manera de vivir dónde tu pareja es la que debería cambiar porque lo que hace hoy está mal es cansadísimo.

Es agotador y también desgasta el estar esperando que tu esposo se de cuenta que te hace daño y que sus acciones te lastiman, además de querer que todo regrese a esa época donde “se llevaban bien”.

Si que es doloroso darse cuenta que ya no eres el centro de esa persona, que está teniendo otros intereses y que en muchos de ellos tú no estás incluida. ¡Vaya que eso duele!

Llevas años enfocada en lo que él quiere, lo que él hace y como él lo dirige y eso cansa y duele muuuuuuccchoooooo. Tienes razón, todos esos años para que ahora salga con esas “barrabasadas” (destrozos) es frustrante.

No es quien tiene la culpa lo que hoy importa sino quien tiene la responsabilidad de vivir cómo tú quieres. ¡Exacto! Lo que HOY importa es lo que vas a elegir tú para vivir tu presente.

En artículos atrás te platiqué sobre lo que tu esposo podría estar pasando. Aquí puedes leerlo

  • Tristeza
  • Presión
  • Desgaste
  • Aburrimiento
  • Necesidad de conquista…

También te di los 4 pasos que puedes comenzar a hacer si te ves en esas circunstancias, aquí puedes leerlo

  • Enfocarte en tus propósitos
  • Aceptar la infidelidad
  • Limpiar tu corazón
  • Empoderarte

Pero si aún así, sigues pensando que es tu esposo el que tiene la culpa o también ya te diste cuenta que tú contribuiste a lo que hoy viven, quiero decirte que quizá es que estás compitiendo con esa infidelidad que han vivido y aquí puedes escuchar ese #coffeebreak donde te explico qué hay una gran diferencia entre tú y lo que respresenta “la amante” que los está separando y que tantas ganas tienes que desaparezca.

Déjame decirte que si sigues con el tema de echarle en cara a tu esposo lo que está haciendo piensa en que respuesta darías a esto:

¿Para qué quieres seguir investigando en el tema? Para demostrarle lo mal que lo está haciendo, lo tonto que está actuando y lo mal que van a terminar “por su culpa” o para demostrar lo que tu “aguantas”, lo que te hace sufrir y cómo te maltrata.

¿Para que quieres hacerlo?
En ambas te dañas ¿te das cuenta?

Si estás en este punto, te va a ser muy útil no solo identificar que te enseña esa “amante” sino identificar cuáles son esas acciones y actitudes que ya se han hecho hábito o más bien vicio en ti.

Aquí te dejo la masterclass sobre las adicciones emocionales para que descubras en cuál has caído y así comenzar a modificarlo.

Si, tienes razón, tu esposo tiene que cambiar y lo va a hacer, pero aquí la pregunta es si tú quieres estar cuando ese cambio surja.

El varón desde el inicio de la historia, es más desde su creación, necesita de la mujer para vivir, para nacer, ¿por qué razón crees que va a cambiar eso y va a poder seguir sin necesitar a la mujer que eligió para crear su futuro?

Date cuenta de algo, sólo no va a poder pero si tú sigues insistiendo en recordarle todo lo malo que hace o lo que no logra ¿cómo va a salir del lodo donde se atascó?

¿Es lento? si.

¿Duele? si.

¿Es posible? Si.

¿Cuándo? Cuando esté listo, si lo apresuras, las circunstancias se van a repetir para que ambos lo aprendan.

¿Cómo lograrlo? ¡Conociéndote! Si sabes que como mujer tienes algunos dones como la flexibilidad, la espera, la belleza todo será más sencillo pero si lo ignoras y no te das el tiempo de autoconocerte desde el amor y desde tus propósitos y los anhelos de tu corazón va a ser como pesadilla.

Cómo dice mi esposo, “atiende tu changarro” y eso es que me atienda a mi misma, ese es mi verdadero changarro porque si yo me desequilibro, mi familia pierde el eje.

Vaya que es difícil soltar esos vicios de querer que tu esposo esté cumpliendo siempre tus caprichos y vaya que es complicado que te des cuenta que ambos están conectados y que si bien lo que hace él mueve tu vida también lo que tú hagas va a mover a la suya.

¡Ajá! Date cuenta que seguir culpándolo es uno de los enemigos que has dejado que se aloje en su relación y hay otros tres más que quizá también andan rondándoles, pero que si tú eliges identificarlos y cada día hacer que tú los hagas menos presentes vas a influir en la relación.

Aquí puedes escuchar esos enemigos y comenzar a sacarlos de tu relación y de la manera en que tú te relacionas.

Bueno, pues hoy ya ha sido mucha información y ya tienes mucho material para comenzar a dejar de culpar a tu esposo o a ti y vivir lo que si quieres.

Deja la culpa y métele a tu relación todo el amor que quieres vivir con él.

No quieras la relación que tenían, con esa llegaron hasta donde hoy están, ve por algo aún mejor. ¡Es posible si dices una vez más si!

Y si necesitas ayuda, no dudes en ponerte en contacto conmigo, y no sigas poniendo la situación económica como pretexto. ¡Hagámoslo posible!

De corazón a corazón,

Mtr. Karla Maldonado

Publicado por Mtr. Karla Maldonado

Creo en el amor, en la familia y me gusta ayudar a los demás. Soy hija, mujer, amiga, esposa y madre con mucho por hacer ;) y ser. Me apasiona aprender nuevas cosas, encontrar cada día el amor y vivir en plenitud. Sé que todos tenemos un corazón maravilloso y bondadoso que podemos elegir mostrar. Soy coach de la mujer para su relación de pareja con maestría en consultoría familiar y no solo puedo sino quiero ayudarte a alcanzar los anhelos de tu corazón.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: