Desarrolla el liderazgo

Si quieres que tu familia vaya hacia el sueño que tu imaginaste cuando eligieron tu pareja y tu formarla, tienes que ejercer tu liderazgo.

Las grandes empresas triunfan porque cada uno de los que trabajan ahí hacen su parte, cuando hay alguien que no se desempeña de una manera óptima y tiene un BUEN jefe se busca la manera para que logre desarrollar todas las capacidades por las que fue contratado, cuando tiene un jefe que no es líder muy probablemente lo corran de la compañía y va a dejar un vacío.

Así sucede también en las familias, sin embargo ahí no hay despidos porque lo que se pierde es más que un puesto, es toda la familia. A veces nos creemos nosotros mismos la mentira de que si uno se separa o se va, la familia sigue siendo esa familia y eso es sólo para mitigar el dolor que causa la realidad… Esa familia deja de ser, es como si la empresa se hubiera ido a quiebra y hay que comenzar de nuevo.

Ser líder implica un verbo muy especial y que con él podemos triunfar: ESTAR

En la serie de «El manual del juego» podemos encontrar varias frases que en esta ocasión nos van a ayudar a marcar un poco el camino del liderazgo que podemos adoptar para que nuestra familia se dirija siempre hacia un puerto seguro y no tengamos naufragios.

Vamos a ir uno a uno dando los ejemplos de cómo utilizarlos a nuestro favor en la relación familiar, porque vaya que tener adolescentes en casa y un marido en los 40-50’s es TOOOODDDDOOOO un desafío donde tenemos que mostrar nuestro liderazgo.

Si tienes hijos dile “soy tu mamá (papá), soy humana y voy a cometer errores que tendré que restaurar” más procuraré hacer todo con amor.

Cuando te reconoces vulnerable te vuelves alcanzable y al serlo puedes ser punto de referencia para ellos.

Mostrarles la posibilidad de equivocarse es abrirles el camino a las grandes experiencias de intentar realizar lo que sueñan.


No estamos practicando estamos haciendo, jugando, amando y eso genera un resultado.

En nuestras acciones siempre se deja una huella, simpre cunado haces algo hay un efecto y resultado, incluso si piensas que no haces, queda la huella y habrá un resultado.

Si todos saben que lo que hacen surte un efecto en la familia, surge la responsabilidad y quien se hace responsable no busca culpables.

No responder a una llamada, o negar que estás cuando alguien te llama, lo que enseñas es a mentir, habrá un efecto cuando les llames, no escuchen el teléfono y no te respondan… Encontrarán un pretexto, mentirán.


Lo que elijas, termina “la carrera” hasta el final.

Si dejas a mitad del camino tu decisión porque ya no llena tus expectativas, lo que enseñas es abandonar, una herida muy común de la infancia que todos tenemos por haber «abandonado» nuestro lugar de crecimiento y seguridad al nacer (vientre materno).

Si lo elijes, busca la manera para que te sea agradable para que llegues al final, así sabrán que siempre hay soluciones para mejorar aquello que no es placentero o que no llena las propias expectativas.


Que eso que hagas te encante.

Cuando algo te encanta es que te tiene atrapada, es que mantiene tu atención firme en el logro de eso que estás realizando.

Si bien puede tocarnos hacer actividades que no del todo nos van a encantar, los resultados si pueden ser encantadores y eso eserá la motivación.

Si los resultados, «al final de la carrera» no te van a encantar, cambia de estilo para correr la carrera no de acompañantes.


Nunca aceptes ser víctima, habrán cosas que no salgan bien, aún así sigue adelante.

Ser víctima es dejar tu vida, decisiones y propósitos en manos de otras personas, y ahí si que perdiste todo.

Si no aceptas ser víctima, solo te queda una elección que es ser protagonista de tu propia historia, con actitudes constructivas puedes lograrlo.


Vive con Ubuntu, la soledad es una contradicción humana, el acompañamiento y complementariedad es el éxito.

Vivir desde la filosofía y religiosidad de un NOSOTROS es que aceptas e incluyes en tu vida y familia a todos.

Es que reconoces y enseñas a reconocer que las cualidades de todos aportan a la familia, que sin ellos no sería esa familia, única e irrepetible.

Busca siempre la belleza del entrono, de las circunstancias y de las personas, eso es un testimonio humano que tus hijos necesitan para sentirse queridos, apreciados, amados y seguros.


No es un yo, un tú, es un nosotros.

Cuando sabes generar y fomentar armonía con quien TÚ elegiste amar, creas un NOSOTROS donde cada integrante puede y da su versión máxima de ser humano y eso se vuelve DIVINO.

Tú, yo… En cualquier lugar un NOSOTROS son 30 días paso a paso de armonía.


Si sientes presión, no huyas que tu mirada esté en los Logros en tu futuro, es un privilegio tener una razón por la cual esforzarte, el ganador es quien elige hasta cuando seguir.

Ganar es llegar a dónde habías pensado que lo harás, triunfar es ir más allá de lo planeado.

Los logros de tus hijos, son logros de tu esposo y de ti también, incluso entre hermanos también comparten los logros, porque cuando lo logra significa que los demás afrontaron situaciones para apoyar a que él en particular triunfara.

Un logro tuyo, es logro de tu familia, si te sientes presionada, presionas a la familia y sucede igual con los demás.


Si quieres triunfar debes hacer creer a los que integran tu familia que van juntos a triunfar.

En las creencias, en esas frases que nos tatúan es que están gran parte de los logros.

Si te dices a ti misma que eres una maravilla, varias veces, al rato estarás haciendo maravillas, sucede lo mismo con tus hijos y también con tu esposo.

¡Hazlos que hagan maravillas!

Para realizar esto, el desarrollo y descubrir el corazón femenino que te fue dado facilitará las cosas.


Si quieres ganar, debes arriesgarte para hacerlo realidad, ve con todo tu corazón 

Aprender a escuchar los anhelos de tu corazón es de excelencia para la vida, solo quien vive con la fuerza de su corazón es capaz de elegir acciones y actitudes poderosas que te lleven a volver eso que quieres en tu realidad.

Enseña a vivir cumpliendo los sueños, es lo más noble que les enseñarás y si lo haces con el talento motivante (que está en tu corazón) de la enseñanza arrasarás.


Siempre habrá algo por lo que te arrepentirás, entrénate no en quien eres sino en quien quieres ser, igual a tu familia 

No naciste sabiendo, así que deja de practicar y ponte de una vez a jugar que la vida no se detiene.

Aprende, desarrolla y plasma las acciones y actitudes que te llevarán a mostrar quien quieres ser y háblales a tus hijos y esposo de la familia que hay que ser para que comiencen a hacer para logralo.

Si te arrepientes, ¡corrige y restaura! para continuar.


Si eres la líder, todos quieren vencerte, superarte. Supéralo y sigue adelante, siempre hablará quien quiere tu lugar.

Si dentro de tu familia enseñas a competir, a que uno gana y otro pierde, lo que generas es una batalla, así que enséñales a buscar el complemento.

El complemento es la cualidad de la otra persona que te fortalece y genera un mayor bien para ambos.

Si logras descubrir no las diferencias sino los complementos con tu esposo, ambos enseñan la máxima capacidad de expandirse como familia.


Si quieres ver triunfadores en tu familia, cree en cada uno de ellos

Un atleta triunfa porque su entrenador creyó en su capacidad y le hizo no solo creer sino demostrársela a si mismo.

No se vive en la cima porque hay poco espacio y mínima dosis de aire, bajar suele ser un espacio de mayor libertad y hay posibilidad de volver a sentir la gloria de llegar a la cima

La vida es un subir y bajar, el mismo ritmo del corazón nos lo muestra, si fuera siempre constante, estaría muerto todo y en cambio con el movimiento crecen y se desarrollan como familia.


No hagas siempre lo mismo, a mitad del plan cambia la forma pero mantén el fondo, así provocas la innovación.


Si sobre el futuro sientes peligro, prepara a todos para querer enfrentarse a ello para ganar, y no para querer salir corriendo y tener miedo. 


Cuando llegas al peligro sin miedo y con motivación previa todo es distinto, tienes que creer que puedes alcanzar la victoria.


A veces las reglas están para romperse si el bien es mayor para tu familia, ser cómplice suele crear vínculos amorosos impenetrables para el miedo y las desgracias 


No ganas con un solo jugador, el objetivo es que todo el equipo juegue con sus mejores cualidades, así en tu familia y tú puedes ser quien los entrene a jugar (vivir) juntos como uno solo


Cada integrante de tu familia debe comprender quien es porque tú no estarás con ellos en cada jugada que deban decidir para que la familia triunfe


Enseña que si uno necesita del otro, con una sola llamada a uno, todos están para quien lo necesita, eso es familia 


Enseña a ser ese líder que quieres que sean tus hijos y muestra a tu esposo el amor que estás dispuesta a darle.

Publicado por Mtr. Karla Maldonado

Creo en el amor, en la familia y me gusta ayudar a los demás. Soy hija, mujer, amiga, esposa y madre con mucho por hacer ;) y ser. Me apasiona aprender nuevas cosas, encontrar cada día el amor y vivir en plenitud. Sé que todos tenemos un corazón maravilloso y bondadoso que podemos elegir mostrar. Soy coach de la mujer para su relación de pareja con maestría en consultoría familiar y no solo puedo sino quiero ayudarte a alcanzar los anhelos de tu corazón.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: