Espiritualidad

Día 14: El desierto, un encuentro

Elige hacia dónde vas.

Oración

María Magdalena, acompáñame por este caminar para que cuando se presenten aquellas tentaciones que me hagan regresar al corazón herido, mi fe sea aún mayor que la tentación

Reflexión

Cuando solo te enfocas en lo que produce que tus heridas duelan en lugar de poner atención a la herida en si misma solo la hacemos más profunda.

Cuando reflexionamos y ponemos la atención en lo que te dolió de niña, resulta que primero de miedo y suena cómo abrir una caja de Pandora.

No tocarla y no recordarla por miedo a que duela, es dejar sordo el dolor y no sanarla.

Recordar una situación que viviste en el pasado desde la perspectiva de aprender de esa herida.

Cuando existen algunas de estas emociones, es un rezago de aquellos días en tu infancia y si no entras en ello ahí va a seguir y en determinadas situaciones se van a disparar.

⁃ ansiedad

⁃ angustia

⁃ miedo

⁃ frustración

⁃ Malestar general

⁃ Vacío

⁃ Soledad

⁃ Estima baja

⁃ Insuficiente

Si de pequeña viviste un abandono, una perdida o tus papás hablaban de manera continua de escasez económica y también en el amor, sin que tú te dieras cuenta las emociones mencionadas se pudieron haber impregnado.

No es tocar la herida como tal sino identificar porque hoy me siento con las mismas emociones que viviste.

Cuando estás en relaciones qué hay violencia, que no hay paz o que no genera armonía, en su mayoría es por esas heridas en ti que se formaron cuando eras pequeña.

Las adicciones hacia esas emociones no permiten que sanes y resuelvas.

Vivir de pequeños en un ambiente que las necesidades emocionales básicas no se cubren, se crear esas heridas sordas que al identificarlas y reconocer que ahí están te va a ayudar a disminuir la intensidad de ese dolor y te dará fortaleza.

1. Sentirse amada por ser

2. Sentirse valorada por ser

3. Sentirse cuidada y protegida

4. Sentirse respetada

La diferencia está en “por ser” y no en el hacer, porque no depende de sus acciones, de si cumple o no, sino solo por existir.

Una educación por un adulto de “porque lo mando yo” muy probablemente generó en la niña heridas que no cumplieron estas 4 necesidades.

Acciones

En esos recuerdos están esas necesidades que no se cumplieron y que crearon una herida incluso sin darte cuenta o que si sabes porque aún la cargas.

Acercarte a un diálogo con tu corazón, lo que recuerda, lo que de pequeña te dolió y que hoy te das cuenta que ahí están causando aún que tus acciones no sean del todo con amor.

Acércate a Jesús, que si no lo conoces no importa, Él a ti si te conoce.

Acércate y ponte en si camino como lo hizo María Magdalena, como lo hizo la samaritana o Agar a Dios, que sin saber bien si serían escuchadas hablaron de sus heridas, las reconocieron que estaban ahí y también pidieron en desde su corazón que ya no querían seguir sintiendo aquello.

Pidieron ser sanadas, con solo decir como eran, sin fijarse en si era malo o no, regresaron a querer sentir el amor con el que fueron creadas, como lo hace el hijo pródigo, que regresa a pesar de haber perdido todo cuanto le fue dado.

Regresa a tu corazón con la seguridad de que el amor que te fue dado desde tu creación te va a encontrar y ese amor no depende de cómo viviste en tu infancia o de lo que hayas tú hecho, depende solo de tu ser, está ahí porque existes.

Cuando no hay ese encuentro con el Amor, no es una persona o circunstancia, sino es la herida de no ser suficiente quizá creada por costumbres o enseñanzas equivocadas de alguien que tampoco conocía lo que era encontrarse con Dios, Quien espera cada día que lo hagamos.

Hoy y cada vez que sientas esa desolación, esa insuficiencia y ese dolor, autoabrazate

https://youtu.be/wVqP8BaFCR4

Hoy si no has tenido ese encuentro con el Amor mismo, es momento de hacerlo, es momento de decir “esta soy yo y así quiero verte y sentirte con toda yo, para que me vea y me sienta como Tú me ves, Tu mayor creación, Tu Obra Maestra”

Reencuentro

El encuentro es reconocerse con las cualidades y las heridas que tengo.

¿Qué sigue deteniéndome para aceptar que Dios me quiere, me ama y anhela lo mejor para mi?

¿Qué me detiene a .ir a Su encuentro?

Con tus Fortalezas y una Intención adecuada desde el Amor vas a Transformar tu entorno y lograrás los anhelos del corazón.

Te fue dado un libre albedrío, libertad para elegir, úsalo para elegir que dejar hoy en tu corazón y mente. 40 días de la mano de #mariamagdalena #energiafemenina

Nota: te recomiendo tener una libretita pequeña que lleves contigo a dónde vayas y anotes lo que vas recibiendo en tu ♥️

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: