Espiritualidad

Día 19: Acercarte y creer

Tocar la herida pasa sanarla.

Oración

María Magdalena, acompáñame por este caminar para que logre distinguir lo que es realidad y verdad y que lo crea con todo mi ser, sin dudar.

Reflexión

A veces tenemos frente a nosotras la posibilidad de recibir el amor incondicional que está para nosotras y no somos capaces de aceptarlo por nuestras dudas.

Solemos estar dando una calificación o definición a lo que se nos presenta y pretendemos que suceda bajo nuestras expectativas y eso es quitar el amor incondicional, ese amor que es en si mismo amor sin ninguna connotación.

Vemos frente a nosotros una luz y en lugar de agradecerla comenzamos a dudar de eso ya pretender saber todo sobre ese suceso.

Tenemos que tocar las heridas para dar una definición, para creer parece que nos tenemos que acercar al sufrimiento de otro para valorar lo que y quien está en nuestra vida y eso no es dicha.

Elegir creer que tus heridas son sanadas con el mismo amor que te es dado cada día, incluso por respirar y que tu corazón lata es ya un motivo para vivir gozando estos privilegios.

Para sanar no tienes que hacer sangrar una vez más el raspón o herida, sólo con reconocer que ahí está y que puedes elegir no continuar dudando que es sanada, es que podrás avanzar en esta sanación.

A veces tenemos frente a nosotras la Gracia de sanarnos a través de la herida de quien ha sido Quien nos salva, y aún así dudamos, cómo lo hizo Tomas que pidió a Jesús tocar sus heridas.

Jesus le dijo que fuera a Él y las tocara, y a la vez también habló de ti, que eres quien no las tocó pero lo crees y te nombra bienaventurada. ¿No lo habías notado así?

María Magdalena al ser acompañamiento de forma continua y constante de Jesús, sanaba sus heridas y también compartía las heridas de Jesús.

No se entiende el sufrimiento de María si no se ve lo que debió haber sentido al ver a quien ella amaba sufrir, eso es aun más desagarrador que tocar la herida propia.

No es que una persona haga algo que la dañe lo que te molesta o te enoje, sino el dolor que genera en ti ver sufrir y tocar las heridas de quien has elegido amar.

Acciones

Hoy distingue alguna herida que tiene quien tú amas. Tu pareja, tus hijos, tus padres, un hermano(a), un amigo(a) y desde tus heridas sana las suyas.

Eso que a quien está cerca de ti le duele, también está en ti porque le has elegido amar, está adHERIDOS y enfocarte en sanarlo será de mayor gozo.

No toques una herida si no es para sanarla.

Reencuentro

¿Cuándo descubro lo que le duele a quien amo, me acerco para sanar o me encargo de hacer más grande esa herida?

¿En qué es lo que creo cuando me hablan o me acerco a Jesús?

¿Qué me detiene creer en que es a través de amor que Jesús nos vino a enseñar, que mis heridas y cuánto me duele se va a sanar?

¿Porqué a pesar de saber que Jesús vino a salvarme, insistí en seguir sufriendo?

Con tus Fortalezas y una Intención adecuada desde el Amor vas a Transformar tu entorno y lograrás los anhelos del corazón.

Te fue dado un libre albedrío, libertad para elegir, úsalo para elegir que dejar hoy en tu corazón y mente. 40 días de la mano de #mariamagdalena #energiafemenina

Nota: te recomiendo tener una libretita pequeña que lleves contigo a dónde vayas y anotes lo que vas recibiendo en tu ♥️

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: