Espiritualidad

Día 4: Dios va por ti

Cuando Dios va por ti ¿estás dispuesta?

Oración

María Magdalena, acompáñame por este caminar para que mi transitar de Jerusalén a Jericó sea un descubrir del amor que cura y sana.

Reflexión

El camino de Jerusalén a Jericó es un camino seco, sin vegetación, monte tras monte de tierra no fértil con una temperatura altísima por el día, por lo que el transitar por ahí crea un desgaste físico y no hay belleza que observar en el entorno más que las distintas tonalidades que tiene la tierra, son así también las heridas en nuestra vida.

Las heridas se van creando con el caminar de la vida, porque somos perfectibes y cometemos errores y es en esos errores que las heridas salen

y muchas de ellas son involuntarias (no las queríamos provocar), tienen distintas tonalidades aunque son infértiles.

Las heridas son sentimientos de tristeza, dudas, miedos, inseguridades y más sin embargo hay una herida que carcome todo el ser que es la falta de perdón a si mismos, el culparte y no perdonar tus propias expectativas, el no creerte digna de ser curada es la herida que rompe el corazón como una vasija que cae al piso.

A veces frente a nosotros ha pasado esa ayuda que tanto hemos pedido y no somos capaces de percibirla o aceptarla porque seguimos rumiando en la culpabilidad, es como el camino de Jerusalén a Jericó, dónde aquel desvalido es ultrajado e ignorado por unos y salvado por un samaritano (de Samaria) que tuvo compasión y se detuvo a ayudarle aunque era para él un extraño,

se dejó llevar a una posada a ser curado, a ser atendido y recuperarse.

En ocasiones estamos esperando esa gran ayuda, y por estar esperando que se aparezca ese Jesús o ese Dios iluminado, dejamos pasar a quien nos fue enviado como samaritano.

Es a veces esa persona que no conoces la que te entrega aquel pedido que tanto esperabas, pero hay que saber elegir en dónde ponemos nuestros ojos; en aquel que pasa lleno de joyas y nos ignora o en aquel que parece no hará mucho y en realidad lo es todo.

Antes de la justicia está la compasión, es así que quien lleva el amor en su corazón es capaz de compadecerse (unirse a tu pasión, a tu dolor) para guiarte o llevarte a la posada donde serás atendida y sanada.

Dios siempre va al encuentro, a veces por estarlo esperando bajo nuestras expectativas no lo vemos pasar.

María Magdalena estaba también como aquel desvalido, en un camino donde no se esperaba que pasara Jesús y fue ahí que ese encuentro se dio.

Jesús, el samaritano, pasó y ofreció su ayuda, ellos (el desvalido y María Magdalena) aunque no lo conocían permitieron ser cargados y llevados a la posada a sanar

Acciones

Comenzar a reconocer como hay samaritanos cada día en mi vida que me llevan a la posada donde mis heridas pueden ser sanadas

Anota en tu libreta durante tu día eso que observas que en tu entorno sucede, porque muchas veces no es que seas tu quien esté tirada necesitando la ayuda sino el samaritano que con todo y sus heridas puede dar posada a alguien aún mas herido

María Magdalena es un ejemplo de haber sido sanada por Jesús, y dar ella después posada a quien estaba más herida que ella, eligió seguir a su Rabunni para seguir siendo sanada por Él y ayudarle en Su ministerio.

Reencuentro

¿Cuántas veces mis expectativas no me permiten recibir a ese samaritano que quiere y puede ayudarme?

A veces quiero que alguien más sane, que se recupere como lo he sido yo y no me detengo a ver si puedo subirlo a mi cabalgata y llevarlo a una posada.

¿Qué tan dispuesta estoy a detenerme para dar desde el corazón mi compasión a quien me rodea?

Con tus Fortalezas y una Intención adecuada desde el Amor vas a Transformar tu entorno y lograrás los anhelos del corazón.

Te fue dado un libre albedrío, libertad para elegir, úsalo para elegir que dejar hoy en tu corazón y mente. 40 días de la mano de #mariamagdalena #energiafemenina

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: